El Aula T.V.A sigue con la Terapia Asistida con perros.

Este curso continuamos en el Aula T.V.A con la Terapia Asistida con perros que comenzamos el año pasado.

Nuestro equipo educativo crece todos los jueves, cuatro maestros muy especiales Pirata, Lola, Joe y Tara junto a un equipo de profesionales del Equipo Terapéutico Canino – Global Terapia asisten al Colegio Echeyde II para trabajar nuestro currículo específico de una manera muy diferente.

Siempre se ha dicho que los animales de compañía son el mejor amigo del hombre. Pero si vamos más allá, algunos animales se convierten en terapeutas rehabilitadores y porque no, también en asistentes para niños con diversidad funcional. Desde nuestro equipo educativo hemos apostado por las terapias alternativas que completen el trabajo diario que realizamos con nuestros alumnos.

El perro se presenta como estímulo multisensorial capaz de llamar poderosamente la atención de nuestros alumnos con el fin de hacerles más colaborativos en los aprendizajes y poder generalizar las actitudes generadas en las sesiones o clases a su vida cotidiana. El aprendizaje se convierte en significativo, genera autonomía y desarrolla competencias básicas.

La base de este tipo de terapias, nace del vínculo de la interacción humano-animal y el beneficio de ello. El perro no es una mera herramienta, sino que tiene un papel activo en dicha interacción. El perro es un promotor de cambio, favoreciendo la motivación al aumentar la implicación con el animal, nos ayuda a abrir muchos canales de comunicación, así como la descentralización, sobre la problemática del alumno.

A diferencia de las personas – con quienes la interacción de nuestro alumnado en ocasiones puede ser compleja- los perros proporcionan una fuente de sosiego y un foco de atención. Hacen que nos sintamos seguros y aceptados incondicionalmente, consiguiendo una aceptación plena difícil de alcanzar en contextos más normalizados.

Un perro invita al niño a jugar, interactuar, caminar o hablar. El niño espera con ilusión el momento del encuentro con el perro. En esa relación de amistad, el perro no juzga al niño por sus limitaciones, sino que le acepta tal y como es. Y esta es la principal baza de las terapias para motivar a nuestros alumnos.

TVA Echeyde II, seguimos creciendo