La etapa infantil dice adiós

Un emotivo acto como colofón a la despedida de la etapa infantil.

La etapa infantil ensaya para el espectáculo.

La etapa infantil ensaya para el espectáculo.

Después de tres años en la etapa infantil el alumnado y profesorado de educación infantil se ha despedido en un acto pleno de emociones. Hoy, 19 de junio, hemos dicho adiós a estos tres gratificantes cursos donde tanto hemos compartido con los compañeros y profesores.

Durante este periodo de crecimiento los niños han hecho todo lo que tenían que hacer. Han sido bulliciosos, han hablado “hasta por los codos”, han querido las cosas de los adultos, han hecho muchas, pero que muchas preguntas, han querido guardar sus proyectos artísticos, han evaluado sus habilidades físicas y su valentía, nos han revelado sus sentimientos actuando, han jugado hasta la saciedad (¡sin querer perder, eso sí!) También han aprendido a compartir, y a leer, y a cantar y a bailar.

Nos han dado muchas alegrías, nos han enseñando a ser mejores profesores y mejores padres gracias al amor y su espontánea ternura.

La etapa infantil llega a su fin. Ahora les toca subir un tramo de escaleras. Cuando avanzaban hacia su actuación, miraban curiosos los peldaños de esa escalera que, hasta hoy, les separaba de la educación primaria. Y sus profesoras, aún liderando el grupo, también recorrían junto a ellos los últimos pasos antes de atravesar la puerta de otra etapa.

Hemos visto lágrimas entre los padres emocionados, sonrisas de todos, carcajadas debido a sus gracias. Y ellos nos buscaban entre el público, orgullosos de ser tan grandes. Procuraban el reconocimiento y lo encontraron entre los vítores y los aplausos del enfervorecido público: sus madres, sus padres, los que siempre han estado aquí y allí, en casa.

Ahora viene otra gran etapa, y estamos preparados para recibirlos, con ilusiones y ganas renovadas nos veremos en septiembre. A todos queremos desearle un feliz verano y darle nuestra enhorabuena por este pequeño-gran paso.