El Lazarillo de Tormes

IMG_3145Una adaptación juvenil de este clásico ocupó el escenario del salón de actos del Colegio Echeyde I el jueves 21 de noviembre. La obra, dedicada a los alumnos de Educación Secundaria, llegó al colegio de la mano de la productora Factoría Digital, y fue puesta en escena por dos jóvenes actores Anna Abad y Tomás Montoya.

La trama comienza en un hogar cualquiera: los jóvenes papás María y Juan tienen el hábito de contar un cuento cada noche a su bebé. Un día encuentran la edición original del Lazarillo de Tormes en un viejo baúl. María lo rescata y  mientras Juan va a ducharse comienza a leerlo. Mágicamente, el espíritu de Lázaro se aparece. Si bien María piensa que se trata de una broma de su marido, pronto se dará cuenta que es el propio Lázaro, quien comienza a contarle sus desventuras.

La representación sirvió como herramienta pedagógica, ideal para hacer entender al alumnado las características de “El Lazarillo de Tormes”, obra emblemática de la picaresca española. Los alumnos descubrieron los episodios más relevantes de la obra, el lado humano del protagonista y aprendieron a distinguir la crítica social que encierra. Por lo mucho que disfrutaron de esta puesta en escena ahora son conscientes de que “El Lazarillo” es una lectura cercana y amena que valdrá la pena abordar.

Adaptar un clásico a alumnos del siglo XXI es un gran reto, pero tras la experiencia, estamos convencidos de que será más fácil para los profesores de literatura transmitir los valores del género.