Enseñar a medir es divertido

Enseñar a medir es clave en la Educación Primaria. Explicamos las unidades de medida

Medir es divertido

Enseñar a medir es divertido.

Enseñar a medir, qué medir y cómo medir en la escuela es un tema práctico e interesante pero las magnitudes y sus medidas han supuesto y constituyen en la actualidad un  reto  para escolares y profesores, que suele ser complicado  para los alumnos cuando se aborda el problema de las conversiones. En la mayoría de los casos se identifica el aprendizaje de las magnitudes y sus medidas con el conocimiento y dominio del Sistema Métrico Decimal.

Las unidades de medida son claves en La Educación Primaria. Puede ser un tema complicado y difícil pero cuando se enseña a medir usando objetos cotidianos incluso su propio cuerpo la actividad resulta motivadora, práctica y atractiva. A la hora de medir podemos incluir lápices, juguetes, cordones de zapatos, etc… con la finalidad de usar instrumentos destinados a tal fin como reglas o cintas métricas.

Los alumnos de cuarto de primaria han disfrutado una jornada diferente y divertida  en el patio del cole aprendiendo las unidades de medida. Provistos de cartulinas de diferentes tamaños, cuerdas, cordones e incluso usando su propio cuerpo han comprobado que se pueden medir diferentes objetos, distancias , a ellos mismos y a sus compañeros y lo más importante, han comprobado que la diversión también se puede medir, disfrutando de una enseñanza experiencial, motivadora y práctica. Una jornada diferente donde los conocimientos y la diversión se dan la mano para obtener magníficos resultados. Enseñar a medir  es muy importante para adquirir destrezas básicas aplicables en la vida cotidiana y aprender a medir de forma divertida es el camino correcto.