Estudiar matemáticas jugando, ¿es posible?

Gracias al método de Cuisinaire, estudiar matemáticas jugando es posible. En el Colegio Echeyde lo demostramos.

estudiar matemáticas jugando

Cuisinaire contribuye a estudiar las matemáticas jugando gracias a su método.

George Cuisenaire (Bélgica 1891-1975) fue un inquieto profesor rural, aunque también fue músico de profesión. Esta pasión por la música y su deseo de transmitirla a los alumnos, lo motivó para crear unas tiras de colores con cartulinas de manera que se pudieran representar cantidades exactas. Gracias a su visión, aportó una nueva fórmula para estudiar matemáticas jugando.

Las tiras de cartulina se convierten pronto en trozos de madera , a modo de prismas rectangulares de base cuadrada, que van desde un centímetro hasta diez, y pasan a denominarse “regletas”.

Cuisenaire observa al alumnado aprendiendo con su invento y se da cuenta de la gran utilidad que tienen para el cálculo. Este nuevo uso del material hace que investigue su lado didáctico para usarlo en la aritmética. Los llamaría “Números en Color” y aparecen en un libro publicado en Bélgica en 1952.

El método Cuisinaire se extiende progresivamente por el resto de Europa. Despertará la curiosidad de pedagogos, profesores de distintas áreas: música, psicología, matemáticas, física…

¿Cómo funcionan las regletas?

Regletas

El color blanco mide un centímetro y cada color aumenta un centímetro.

Las regletas de Cuisinaire se basan en una colección versátil de 10 regletas de diferente tamaño: desde 1 centímetro (color blanco) a 10 centímetros (color naranja). Cuando estas regletas se ordenan por tamaño forman una «escalera» y cada color aumenta un centímetro con respecto al anterior.

Relacionando los colores y tamaños el alumnado manipula las cantidades, comprendiendo de manera tangible y más perceptible las relaciones entre los números.

El primer paso es conseguir que el alumnado se familiarice con cada color y número que representa. En ese proceso se pueden trabajar los conceptos de «mayor que», «menor que», «igual que» o «equivalente a » (sumas, restas, multiplicaciones, divisiones…).

regletas

Trabajar con regletas es una manera de estudiar matemáticas jugando.

A partir de este momento, los estudiantes podrán entender los números naturales y cómo unos números contienen a otros. Por ejemplo: ¿cuántas regletas como máximo podemos utilizar para representar el número 5? , ¿cuántas como mínimo? ¿Qué otras opciones hay?

Este simple trabajo supone un importante entrenamiento para los niños y las niñas. A partir del color amarillo que representa el número 5, se darán cuenta que cinco regletas blancas sirven para representarlo, o que una roja (2) más otra verde (3) también, etcétera.

¿Qué ventajas ofrece las regletas de Cuisinaire?

Estudiar matemáticas jugando, es decir, el uso de este recurso manipulativo es un medio para alcanzar el aprendizaje que permite entender un concepto abstracto al convertirlo en algo concreto.

Jugar es motivador para los niños y las niñas. Las regletas se pueden manipular, jugar en grupo o individualmente y reproducir acciones que en la pizarra serían imposibles.

Es una herramienta versátil que puede ser utilizada por niños y niñas de diferentes capacidades. Ideal para aulas con distintos niveles o con alumnado con necesidades educativas especiales.