Excursión de otoño en el Quimpi

El pasado día 9 de noviembre parte de los alumnos de las Aulas Enclave del Colegio Echeyde II disfrutaron de un día de convivencia único en los montes de La Esperanza, más concretamente en el campamento Quimpi.

Con esta experiencia queremos que nuestros alumnos potencien sus aptitudes intrínsecas y desarrollen aspectos tan importantes como su sentido innato de pertenencia y de respeto a la naturaleza.

La naturaleza es la esencia de nuestro ser. En ella está nuestro origen y sobre ella y con ella se ha desarrollado nuestra cultura. En esta vivencia buscamos este enfoque, mediante un contacto regular con la naturaleza, con la adecuada sensibilidad y consciencia, no debería ser necesario educarnos en protegerla. La amamos porque la conocemos, porque es el escenario de lo que nos pasa y donde lo gestionamos mediante el juego o la contemplación. Es nuestro lugar de referencia, nuestro hogar, nuestro espacio de fantasía, nuestro entorno de aprendizaje. Es, en fin, parte de nosotros, de una manera profunda, íntima y duradera.

Empezamos la mañana realizando una caminata observando la riqueza micológica de nuestros montes, Quim, gestor del Campamento y todo un experto micólogo nos explicó el mundo mágico de los hongos, pudimos recolectar varios Boletus y Niscalos, también nos indicó que existen setas no comestibles y algunas venenosas, hay que tener mucho cuidado y sólo recolectar las que estamos seguros que son aptas para el consumo, siempre con la supervisión de un adulto.

Volvimos al campamento con nuestras cestas llenas de felicidad y frutos de otoño. El lugar es una pasada, hay muchos animales de los que disfrutamos y aprendimos con los consejos de Pilarín.

Después de una buena comida al aire libre, realizamos un circuito de habilidad en las alturas. Rita, una de las monitoras del campamento nos enseñó a supera escaleras y redes, atravesar puentes colgantes, lianas y a deslizarnos por una tirolina disfrutando de una experiencia única.

El otoño mola mucho, nos encanta la naturaleza. Volveremos.

Hasta pronto bosque.