Ingenio para enseñar literatura

Hay que tener ingenio para enseñar literatura. Emiliano Valdeolivas ha conseguido entusiasmar a nuestros alumnos. ¿Cómo?

Ingenio para enseñar literatura. Experiencia didáctica

Ingenio para enseñar literatura. Experiencia didáctica

Los días 4 y 5 de marzo de 2015 hemos tenido la suerte de contar con la experiencia docente y las dotes de artista de Emiliano Valdeolivas. Y no cabe duda que hay que tener ingenio para enseñar literatura.

El profesor de secundaria y cantautor Emiliano Valdeolivas nos ha dado una lección sobre su fórmula para aunar música y poesía. De esta manera el alumnado pueda aproximarse a un género literario a priori más complejo a través de las canciones que el autor compone.

El miércoles 4 y jueves cinco Valdeolivas ha estado en los centros Echeyde de La Laguna y Santa Cruz de Tenerife interpretando poemas que estudiamos en clase y otros pertenecientes a la literatura española.

La actividad complementaria recorre de manera cronológica la literatura castellana. El viaje arranca con las primeras jarchas medievales y llega al puerto de la poesía contemporánea, atravesando la etapa medieval, Renacimiento, Barroco, Generación del 98 y del 27.

Emiliano-2015-16

Valdeolivas despliega mucho humor para conectar con el público adolescente.

Visto así, la ponencia musical del profesor parece densa y engorrosa, pero este docente urde los temas con gran humor, logrando atraer la atención del público para subirlos al tren de la lírica y conseguir realizar el recorrido juntos. Lograr hacer atractivo el género requiere mucho ingenio para enseñar literatura.

Valdeolivas tiene una larga experiencia musicando poemas. Es una actividad que comenzó con 20 años que consiste en seleccionar poemas que se imparten en el currículo de la asignatura de Lengua y Literatura Española. Del libro de texto pasan a las partituras y les añade su toque de humor, un poco de picardía característica de nuestra literatura, para adrezar el alimento literario a consumir.

“Huyo de la clase magistral e interactúo con los alumnos. La clave consiste en no hacerse pesado y procurar que, a lo largo de la actuación, haya alguna pequeña sorpresa”