La maleta viajera de Echeyde III

Está demostrado que la existencia de libros en los hogares y en las actividades de lectura por parte de las familias guardan una directa relación con el rendimiento escolar de sus hijos y su deseo de leer, demostrando una mayor capacidad de comprensión. No es tan importante la cantidad de horas invertidas en leer, como la calidad de ese acto.

Un cuento NUNCA termina en la última página, NUNCA es el final sino el punto de partida de una conversación, de la búsqueda de nuevas historias, del deseo de saber. Un libro leído en el regazo es también un espacio de encuentro, un recuerdo cálido, la certeza de ser querido.

         CON ESTA IDEA INICIAMOS ESTE PROYECTO; CON LA CERTEZA DE QUE EL AMOR Y LA IGUALDAD TAMBIÉN SE CONTAGIA A TRAVÉS DE LAS PALABRAS. VAYA DESDE AQUÍ, TODO NUESTRO EMPEÑO EN ESTA IMPORTANTE LABOR.

        Esta maleta que su hijo ha traído a casa desde el Colegio, es una nueva experiencia que hemos puesto en marcha este curso escolar para promover el gozo y el disfrute de la lectura en familia.

       Les hablamos, les cantamos y les contamos historias que tienen que ver con ese mundo cercano que conocen, y también otras historias que traspasan los límites de su casa y que hablan de mundos inventados que habitan en los cuentos. En pocas ocasiones se produce un encuentro tan íntimo y placentero como el que se provoca en los primeros años en torno a un libro. Nuestra voz es el hilo conductor en este viaje, con ella atravesamos los renglones, surcamos mares de letras y llegamos a puerto seguro cuando, arrullados por nuestras palabras, se duermen vencidos por el sueño. La lectura vinculada a los AFECTOS, es una de las experiencias que siempre recordamos con el paso del tiempo, disfrutar del cariño de nuestros padres y abuelos en torno a la palabra, contándonos un cuento, es una experiencia inolvidable.