Soluciones del Colegio Echeyde al problema medioambiental

Después de analizar el origen del problema, el tratamiento de los residuos ofrecemos las soluciones del Colegio Echeyde al problema medioambiental.

Después de varias publicaciones donde hemos expuesto toda la información obtenida durante el mes de marzo, gracias al proyecto medioambiental, queríamos aportar nuestro granito de arena con una propuesta de soluciones del Colegio Echeyde al problema medioambiental.

Parte de este trabajo de investigación y divulgación caería en saco roto si desde nuestra labor como educadores y educadoras no tomáramos partida en defensa del medio donde vivimos.

El Colegio Echeyde separa en origen todos los desechos que se producen. No podíamos enseñar lo importante que resulta esta labor de separar si no fuéramos un ejemplo a imitar.

¿Cuáles son las acciones locales que podemos hacer para hacer una gestión sostenible del residuo?

Las acciones a emprender se basan en la información y formación de la ciudadanía. En nuestro caso,  debemos informar y formar a nuestro alumnado. Y con este propósito hemos programado la actividad complementaria con los siguientes fines:

  1. Informar y formar a la ciudadanía de la importancia de consumir productos sostenibles que eviten la generación de residuos.
  2. Informar y formar a la ciudadanía sobre cómo proceder en materia de residuos, implementando buenas prácticas medioambientales, tales como la separación en origen.
  3. Informar y formar a la ciudadanía acerca de cual es la problemática de la insularidad en la gestión de residuos dando conocimiento de las infraestructuras de gestión que pueden usar para gestionar adecuadamente sus residuos (ejemplo: Puntos Limpios).

Proponemos aplicar el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de Envases (SDDR) en Tenerife.

Los SDDR normalmente están referidos a la gestión de envases y vidrio aunque puede ampliarse a cualquier fracción. Actualmente, aunque la normativa dispone que existe la posibilidad de su implantación, no existen ejemplos prácticos, a nivel nacional, de su implantación.

Para poder explicar el modelo actual debe entenderse que generalmente en el coste de los productos se incorpora una parte asociada a la gestión (recuperación) de los residuos que se generan tras su uso. Además, debe indicarse que los modelos de gestión atribuyen al productor o en su defecto al distribuidor de productos comercializados la gestión de los residuos generados por los mismos.

Este modelo de gestión pasa por la creación de una figura intermedia denominada Sistema Integrado de Gestión ó SIG (es el caso de ECOVIDRIO, ECOEMBES, etc.)  que reciben fondos de los productores o distribuidores para la gestión de los residuos que se recuperan (caso de envases o vidrio). Con estos fondos se costea la gestión y la logística de transporte desde los puntos de reciclaje hasta las empresas recuperadoras.

El problema de la implantación de los SDDR, se basa en devolver el coste de recuperación del envase al usuario, por lo que en todo momento habrán de disponerse de recursos financieros con los que abonar la entrega del residuos al usuario del producto.

Es evidente que esto entraña dificultades, por lo que no podría ser inicialmente aplicable a todas las fracciones de residuos. Sea como fuere puede ser considerado un complemente al sistema actualmente existente y cuenta como fortaleza que motiva al consimidor a seleccionar los residuos en origen.